23 enero 2019

¿Qué he leído? La señora Stendhal de Rafel Nadal

OPINIÓN

En estos días terminé de leer, La señora Stendhal de Rafel Nadal y me gustó mucho esta novela, muy bien escrita y que nos da una imagen clara de lo que fue la posguerra en España, la visión particular de un niño, Lluc, que vive en el bando de los perdedores y nos relata, en primera persona, la vida como él la vivió, de la mano de la señora Stendhal que fue quién lo recogió después de la muerte trágica de su madre el último día de la guerra civil española.
A partir de ahí vive en la casa de la señora Stendhal y entabla una buena relación con el hijo de ella, Dani, y aprende mucho de Dídac, el padre de la Stendhal.
El autor pone, negro sobre blanco, las injusticias de esa época oscura de la posguerra, en las que los caciques, Sabater y Ros, son los dueños y señores de las tierras en las que vive la familia y muchos tienen que tragar con sus tropelías porque ellos habían ganado la guerra. Los perdedores, con Dídac a la cabeza, hacen lo que pueden por sobrevivir, buscando todas las artimañas posibles para burlar el férreo control de los vencedores y el pequeño Lluc es un observador protagonista.

FICHA TÉCNICA

Formato: EPUB.
Páginas: 288.
Editorial: Ediciones Destino.
Lengua: CASTELLANO.
ISBN: 9788423352470.

SINOPSIS


El pequeño Lluc se queda huérfano después de que, en el último día de la guerra civil española, su madre muriera trágicamente. A partir de este momento, se va a vivir con una buena amiga de su madre, la señora Stendhal. Comienza a vivir las penurias de una familia que pertenecía al bando contrario al que ganó la guerra y vive, en sus carnes, las injusticias que cometen los caciques con su familia de acogida.

22 enero 2019

Viaje a Lanzarote

Fuente: propia
Lanzarote, la isla de los volcanes, un ajustado sobrenombre que le viene como anillo al dedo, porque en esta isla, a poco que mires, te encuentras con volcanes y muchos, aún hoy, guardan en sus entrañas el calor y el fuego de antaño, como los que se encuentran en el Parque Nacional de Timanfaya en el que hay más de trescientos volcanes y ahí ocurrió la última erupción registrada en la isla en 1824.
Fuente: propia
Lanzarote es una de las Islas Canarias en la que más he estado, junto con Fuerteventura, pero casi siempre lo había hecho por razones laborales o de paso para acercarme a la Isla de la Graciosa y nunca tuve la oportunidad de pasar unos días de asueto para disfrutar de las maravillas que ofrece esta encantadora isla. 
Fuente: propia
Tengo que decir que de los sitios que visité, el que más me impresionó fue el Parque Nacional de Timanfaya, por sus impresionantes ríos de lava y sus paisajes que parecían que entrabas en un mundo desconocido.
No es de extrañar que algunas películas, de ciencia ficción, se hayan rodado en este espectacular espacio, porque parece que esos paisajes pertenecen a otros mundos.
Fuente: propia
Uno de los aspectos que me impresionó fue la energía geotérmica que todavía que se puede palpar cogiendo algo de lapilli u observando como un empleado del parque vierte un poco de agua al interior y como sale, a chorro, después de su ebullición.

Prueba de esa fuerza energética del interior de la tierra fue el siguiente vídeo:

Sin lugar a duda, Lanzarote es una isla para visitar sin dudarlo un instante, una isla de la que te enamorarás.
Fotografías sacadas con un teléfono móvil Acer Liquid Z630.
Fuente de los vídeos: página personal de Youtube.

21 enero 2019

¿Qué he visto en Netflix? Mowgli. La leyenda de la selva


Fuente: Warner Bros

OPINIÓN


En la tarde de ayer vi, Mowgli, La leyenda de la selva, una película que produjo Warner Bros. Pictures, pero que Netflix le compró los derechos de distribución global y la estrenó el pasado 7 de diciembre.
Esta versión me sorprendió bastante y me gustó mucho, porque se aleja de la original que estrenó Walt Disney en 1967 y que nos presenta una historia bastante cruda y real de la vida de Mowgli. Un Mowgli que tiene que sobrevivir en una selva llena de amigos, pero también de enemigos que quieren acabar con él, porque algunos lo ven como un intruso y lo quieren fuera de la manada.
En la película, en general, se mantiene la trama principal de Rudyard Kipling, pero esta versión añade algunas ligeras variaciones que le dan una entidad propia y que la hacen interesante.
También destacar los efectos especiales, que son muy buenos y muy realistas y que hacen comprender y creer más en lo que se nos presenta en la película.

FICHA TÉCNICA


Producida: Warner Bros. Pictures.
Dirigida: Andy Serkis.
Guion: Callie Kloves.
Fecha: 2018.
Reparto: Rohan Chand (Mowgli), Cate Blanchett (Kaa), Christian Bale (Bagheera), Andy Serkis (Baloo), Benedict Cumberbatch (Shere Khan), Naomie Harris (Nisha), Peter Mullan (Akela), Eddie Marsan (Vihaan).
Duración: 1h 44 min.

SINOPSIS


Un niño de pocos años es abandonado en la selva después de que su madre muriese a manos de un tigre de bengala. A partir de ahí es criado y aceptado por una familia de lobos que lo crían como si fuera uno de ellos, pero en esa misma selva está rodeado de enemigos que quieren acabar con él.
Fuente del vídeo: canal Youtube de Netflix

18 enero 2019

¿Qué he visto en Netflix? Narcos: México


Fuente: Netflix

OPINIÓN


Esta semana terminé de ver el estreno de la nueva temporada de Narcos: México en Netflix y tengo que decir que me gustó mucho, mejorando, en algunos aspectos, a su predecesora Narcos: Colombia.
Unos de esos aspectos importantes es que los actores principales son mexicanos y de procedencia mexicana y ese detalle le da un valor especial a esta nueva entrega de Narcos, dotándola de una personalidad propia y que la distingue respecto a las anteriores entregas de la serie. Este fue uno de los aspectos que se criticaron en Narcos: Colombia, que los actores principales no fueran colombianos.
Lo cierto es que la serie empieza con un ritmo pausado, pero este es un recurso que la dirección cinematográfica hace a posta, porque, a medida que avanza la serie, el ritmo va aumentando vertiginosamente a medida que va creciendo la trama, que se desarrolla junto con el protagonista principal, Miguel Ángel Félix Gallardo que interpreta el actor mexicano Diego Luna.
En definitiva, Narcos: México no tiene nada que envidiar a su predecesora y es una digna sucesora de esta serie tan impactante.

FICHA TÉCNICA

Producida: Gaumont Télévision y Netflix.
Dirigida: Alonso Ruizpalacios, Amat Escalante e Andi Baiz.
Guion: Carlo Bernard, Chris Brancato, Doug Miro, Clayton Trussell, Andrew Black, Ashley Lyle, Eric Newman, Bart Nickerson, Jessie Nickson-Lopez, Scott Teems.
Fecha: 2018.
Reparto: Diego Luna, Michael Peña, Tenoch Huerta, Joaquín Cosío, Alyssa Diaz, José María Yazpik, Matt Letscher .
Duración: diez capítulos de una hora de duración, aproximadamente.

SINOPSIS


Esta nueva entrega de Narcos nos relata como Miguel Ángel Félix Gallardo monta, casi de la nada, el cártel de Guadalajara, plantando y distribuyendo «mota», marihuana, y logra unir a todos los pequeños traficantes de la zona con un objetivo común, con la connivencia de la policía de mexicana.
Sin embargo, la DEA lo sigue de cerca y el agente Kiki Camarena, protagonizado por Michael Anthony Peña, hace todo lo posible para lograr acabar con el cártel de Guadalajara.
Fuente del vídeo: canal Youtube de Netflix.

17 enero 2019

Callejón


Fotografía sacada con un teléfono móvil Acer Liquid Z630
Casi siempre que veo un callejón me llama la atención, ya sea de día o de noche, porque tienen ese especial efecto que hace que me detenga a observarlos por un momento y eso es lo que hago.
Me gustan porque la luz se transforma al entrar en ellos, se entremezcla con la perspectiva, el efecto lumínico ya no es el mismo y aparecen luces y sombras que lo hacen diferente a medida que el día camina hacia su ocaso.
En esta ocasión la fotografía la tome casi anocheciendo, a eso de las 18.30 horas en el pueblo de Agüimes en Gran Canaria. A esa hora la luz se empezaba a escapar, comenzaba la iluminación artificial y la combinación de estas luces dio este resultado.

16 enero 2019

La visita


Fuente
No venías a verme desde hace mucho tiempo. Estás sentado, ahí, esperando a que te dé conversación, pero no puedo. Ni siquiera me llamaste. Tocaste en el portero automático. Soy yo. Pasaba por aquí. ¿Pasabas por aquí? Me detuve. No sabía qué hacer. Pensé por unos instantes, lo juro, en no dejarte subir. Decirte que no te conocía o que te habías equivocado. Sin embargo, cambié de opinión y presioné el botón blanco, bueno, casi amarillo, del telefonillo que abre la puerta del portal.
Recordé la última vez que te vi. Sí, ¿no lo recuerdas? Sí, hombre. Habíamos decidido robar en la joyería del centro comercial. Un millón de euros en joyas y relojes. Lo teníamos todo planeado. Visitar el centro comercial. Visitar la joyería. Decidir qué día dábamos el palo. Robar el coche y, a las tres de la madrugada, empotrarlo contra la puerta del centro comercial, recorrer los ciento cincuenta metros en línea recta, alcanzar los cincuenta kilómetros por hora y chocar contra la puerta de aluminio reforzado de la joyería. Nadie se lo esperaba.
Llegó el día. Robamos el coche. Un todo terreno de casi tres mil kilos al que le habíamos echado el ojo hacía unos días. Salimos en dirección al centro comercial. Conducías tú. Sí, tú. Eras el experto. Vimos el centro comercial al fondo de la avenida iluminada por las luces de la Navidad. Ibas despacio, hasta que tuviste a tiro la puerta del centro comercial. Aceleraste y pusiste el coche a ciento treinta kilómetros por hora. Vas demasiado rápido. Afloja un poco. No hiciste caso. Chocamos con la puerta y la reventamos, sí, pero tú saliste volando por el cristal del parabrisas. No te habías puesto el cinturón de seguridad. Un fallo de aficionado. Yo me quedé clavado en el sillón del acompañante con tres costillas rotas y un esguince cervical. Salí del coche. Estabas inconsciente. Respirabas con la boca llena de sangre y unos cuantos dientes en el suelo. Intenté despertarte. No pude. Llamé a emergencias y salí de allí.
Guardaste silencio porque no te acordabas de nada. Eso me dijeron. Era lo que tocaba. Pagaste el año y medio de cárcel. Ya lo sé. No sé qué piensas. ¿Quizás dar otro palo? No creo. No estás para eso, ni yo tampoco. Creo que te invitaré a comer, intentaremos hablar de los viejos tiempos, de los que te acuerdes porque el golpe te borró muchos recuerdos. Después te irás, arrastrando la pierna derecha, aquella que casi dejaste en el camino.
No sé cuándo volveré a verte, quizás en algunos meses o años, cuando vuelvas a recordar dónde vivo

15 enero 2019

¿Cuándo será?


Fotografía sacada con un teléfono móvil Acer Liquid Z630
Aquí estoy, a tres metros bajo tierra,
sin saber dónde,
miro a un lado y a otro y solo encuentro huesos.
¿Dónde están mis seres queridos?
Nadie me contesta.
Nunca los oigo.
Solo estoy con la oscuridad,
y con la fría humedad que ya forma parte de mis huesos.
Ni siquiera los gusanos, que hicieron su trabajo
hasta dejarme en los huesos, se quedaron.
Ahora, mis huesos, están teñidos de sangre y barro.
Quiero gritar, pero no puedo
mi boca está llena de tierra
y solo escupo rabia, oscuridad y soledad.
Puedo imaginar que lloro,
porque llorar no puedo;
tengo las cuencas de los ojos secas y llenas de tierra,
y mis lágrimas se convierten en polvo.
Pienso, pero mis pensamientos se me escapan,
por el agujero del tiro en la nuca,
aquel que me hizo el cobarde,
al que rogué para que me disparara en la frente clara,
pero él no pudo con su cobardía
y me arrancó la vida por la espalda.
¿Cuándo será la hora en que mis huesos vuelvan a ver la luz?
ya no a respirar,
ya no a pisar las aulas,
ya no a sentir la caricia de la mano amada,
ya no a oír el canto del pájaro,
ya no a sonreír,
ya no a amar,
ya no ver amanecer,
solo a ver la luz de la justicia.
¿Cuándo será?

14 enero 2019

El ojo de pez



Suelo sacar fotos de los grafitis que me encuentro porque me parecen un arte urbano que, en muchas ocasiones, es de una calidad indiscutible y nada tienen que envidiar al arte normalizado.
En este caso, este es uno de ellos. Desconozco si las manos amarillas formaban parte de él; creo que no, que las manos amarillas aparecieron con posterioridad. Lo bueno, es que respetaron el grafiti. No es la primera vez que me encuentro con algunos grafitis garabateados por otros que solo buscan destrozar este arte urbano.
Si nos detenemos a observar el grafiti nos percatamos de que el ojo se convierte, por momentos, en un gran pez que nos observa, con sus dos aletas, dorsal y caudal, que nos animan a dejarnos llevar por nuestra mirada, a navegar por los mares que nos ofrecen nuestros ojos, porque ellos son como los peces que buscan nuevos rumbos. Solo tenemos que dejarnos llevar por nuestros ojos y por nuestra mirada, buscar no solo en lo que tenemos delante, sino ir más allá y mirar lo que muchos ven, sin detenerse a disfrutar lo que el mundo les ofrece.
Fuente de las imágenes: Fotografía sacada con un Acer Liquid Z630

13 enero 2019

Punto de encuentro


Sigo con las creaciones con el Paint, esta vez la titulé «Punto de encuentro» porque comencé a trabajar con esa idea desde el principio, trazando líneas que iban hacia un punto en común; el punto de encuentro.
La idea del punto de encuentro me surge como reflexión de llegar a acuerdos, en un mundo cada vez más polarizado, en el que las opiniones divergentes están más presentes cada día y tenemos que hacer esfuerzos para converger.
Aunque tengamos puntos de vista diferentes, siempre podemos llegar a un punto de entendimiento. Así que trabajé con diferentes colores, como representación de la discrepancia y la diferencia, con la idea de que, a pesar de ser diferentes, podemos dialogar hasta encontrar los nexos comunes que nos unen y, a partir de ahí, llegar a acuerdos que nos permitan avanzar como sociedad.
El resultado es el que ven y como digo, no soy un artista, solo intento plasmar una idea utilizando esta aplicación informática. Nada más ni nada menos.

12 enero 2019

¿Qué he visto en Netflix? La Balada de Buster Scruggs de los hermanos Coen

OPINIÓN


Hace unos días vi en Netflix La Balada de Buster Scruggs, una película que los hermanos Coen han filmado para el gigante del streaming y que me ha gustado mucho.
La Balada de Buster Scruggs la forman seis relatos independientes y que tienen en común que todos se desarrollan en el lejano oeste norteamericano y este es su único y exclusivo nexo.
Todos los relatos se caracterizan por su humor negro, sus situaciones hilarantes y, en ocasiones, rocambolescas, que siempre te mantienen con una sonrisa en los labios y pegados a la pantalla del televisor porque cada parte es más que interesante.
Es evidente que cada parte tiene sus propias características, pero si tuviera que decidirme por algún relato me resultaría muy complicado. Quizás sería más fácil decidir cuál fue el que menos me gustó porque en este caso no tengo muchas dudas; fue el último.
Sin embargo, ya saben que esto del arte va por barrios, lo que a mí me gusta, a ti no te puede gustar. Lo que sí te animo es a que la veas sin dudarlo. Te gustará.

FICHA TÉCNICA.


Producida: Netflix.
Dirigida: Hermanos Coen.
Guion: Hermanos Coen.
Fecha: 2018.
Reparto: Liam Neeson, James Franco, Tim Blake Nelson, Saul Rubinek, Tom Waits, Zoe Kazan, Brendan Glees.
Duración: 132 minutos.

11 enero 2019

Perros


Fotografía sacada con un teléfono móvil Acer Liquid Z630
¿Qué voy a decir de los perros? El mejor amigo del hombre. De eso no cabe duda y nos ayudan a ser un poquito más felices.
Además de todas sus cualidades, que son muchas, son una delicia para ser fotografiados porque los hay grandes, pequeños, medianos, peludos, con pelo corto, pelo lizo, pelo rizado, etc…, aunque hay algunos con los que hay que tener mucha paciencia para poder sacarles una fotografía. Como es el caso, porque este no paró quieto jugando detrás de su amada pelota de tenis.
Se movía de aquí para allá sin parar, mirando a su dueño para que le tirará la pelota y yo detrás de él buscando el momento idóneo para inmortalizarlo con la cámara de mi Acer Liquid Z630. Logré sacarle la foto en un momento de duda, en que miraba a su dueño y a la pelota, dudando en coger su la pelota o esperar a que alguien se la tirara para seguir jugando. Ese fue el momento preciso. Lo capturé.

10 enero 2019

Bicicletas


Fotografía sacada con un teléfono móvil Acer Liquid Z630
Las bicicletas siempre me han llamado la atención y por esa razón las fotografío, claro está, cuando tienen las condiciones para hacerlo y que, por alguna razón, llaman mi atención, porque algunas bicicletas tienen un algo especial.
Fotografié esta bicicleta porque me llamo la atención el juego de luces y sombra del momento, con la parte delantera expuesta a la luz la trasera en la sombra. También me llamó la atención la posición en la que estaba, con la rueda delantera girada hacia un lado que proyectaba su sombra en los ladrillos rojos del suelo.
A parte de ser especiales para fotografiarlas, son un magnífico medio de transporte, sobre todo en las grandes ciudades, que te pueden ayudar en tu economía, porque a final de año te ahorrarás un buen dinero en combustible o en los bonos de guagua o metro, porque el único combustible que gastas son tus calorías, que te viene muy bien para bajar esos kilos que te sobran, mantenerte en forma y mantener a raya a las enfermedades cardiovasculares y otro tipo de dolencias.
Además, si usas la bicicleta estás contribuyendo a controlar el cambio climático porque su uso no contamina y su huella ecológica es insignificante.
Por último, si te desplazas en bicicleta tendrás menos estrés y verás tu ciudad o tu pueblo de otra manera y descubrirás lugares que yendo en coche jamás podrás ver y percibir.

09 enero 2019

El reggae Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

El día de ayer saltó la noticia de que el reggae había sido declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO y no puedo estar más que contento porque ese reconocimiento es más que merecido, porque este género musical se lo ha ganado con creces desde que naciera en los años sesenta en Jamaica.
La UNESCO manifestó del reggae que ha aportado «una reflexión internacional sobre la injusticia, la resistencia, el amor y la condición humana y que ha expuesto su fuerza intelectual, sociopolítica, espiritual y sensual» y no puedo estar más de acuerdo con esa afirmación y ese reconocimiento.
A nadie le cabe duda de que uno de los pilares básicos de este movimiento musical fue Bob Marley que contribuyó a que el reggae fuera reconocido mundialmente y su música se expandiera por casi todo el planeta. El reggae es lo que es gracias al trabajo incansable de Bob Marley que trabajó de manera tenaz para que la música que él llevaba dentro saltara las fronteras de su isla natal, Jamaica, y lo consiguió.
Este reconocimiento de la UNESCO se debe, en parte, al trabajo de Marley y él es el responsable cultural de esta distinción internacional.
Mi relación con el reggae comenzó en sexto de EGB, cuando un profesor de inglés nos puso la canción «I Shot the Sheriff» para que la analizásemos.
Nos quedamos extrañados porque era la primera vez que oíamos ese ritmo tan pegadizo y esa letra tan comprometida. A partir de ese momento comenzó mi idilio eterno con Bob Marley que me acompañará hasta el fin de mis días.
Así que pasé toda mi adolescencia escuchando los discos del viejito Marley, buscándome la vida para grabar en los casetes de la época, los LPs que algún amigo compraba, mientras en cada esquina de mi barrio sonaban los acordes de los Chichos. Lo reconozco, ese ritmo me atrapó para siempre.
Ahí quedan los LPs Exodus, Kaya, Survival o Uprising y los inolvidables sencillos como «I Shot the Sheriff», «No Woman, No Cry», «Jamming» o «Redemption Song»
Lo dicho, un reconocimiento merecido. El reggae es universal.

08 enero 2019

La política


Fuente: fotografía propia y sofware Canvas

Está claro que la política es necesaria para el desarrollo de las sociedades y nos permite avanzar bajo el paraguas del entendimiento y el respeto. Aunque muchos consideran a la política como un mal necesario y otros un mal endémico con el que tenemos que convivir.
Sin embargo, la política nos rodea, está por todos lados; a cualquier sitio al que miremos nos encontraremos con su presencia. Muchas veces no nos percatamos de ello, pero está ahí, presente en nuestras vidas desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. Cuando encendemos la luz por las mañanas, detrás de ese gesto, está la política, porque hay una serie de normas que regulan el suministro de luz a nuestros hogares que han aprobado los políticos y así podríamos seguir con todas y cada una de las normas que rigen nuestras vidas.
Dicho esto y visto la necesidad de la política en las sociedades occidentales, la política se ha convertido, en muchos casos, en el refugio de los mafiosos, que han encontrado en ella un lugar para apropiarse de parte del erario público, utilizando la administración pública como si fuera su finca privada donde se vende y se compra todo lo habido y por haber.
La corrupción política se ha convertido en una lacra en muchos gobiernos de los países de todo el mundo y no tiene color político; está por todos lados y afecta a la mayoría de los partidos políticos.
Si ya es grave la corrupción política, más grave aún es que los políticos que se enriquecen con la corrupción salgan indemnes y no paguen por sus fechorías. Entonces la política se convierte en un gran queso gruyer que está lleno de agujeros por los que escapan los políticos delincuentes.
A pesar de este panorama tan desalentador, tenemos que convivir con esta lacra e intentar cambiarla en la medida de nuestras posibilidades a través de nuestro voto. No nos queda otra.

07 enero 2019

Ayer tuve un sueño


Fotografía sacada con un teléfono móvil Acer Liquid Z630
Ayer tuve un sueño
y me lo puse por sombrero,
un sueño de ala ancha,
de esos que te cubren del sol y de la lluvia,
de color rojo, no, azul, no, verde, no, negro,
al final se quedó con el color del arcoíris.
Luego se transformó en un camino polvoriento,
lleno de bancos viejos
que me hablaban y me invitaban a sentarme,
a descansar porque el camino es largo
y a quitarme el polvo que arrastraba de la vida.
Me senté y me convertí en la madera vieja de todos los bancos e invité a otros a sentarse
y a quitarse el polvo que arrastraban de la vida.
Escapé de la madera, escupí los clavos
que me convirtieron en banco y corrí hacia la salida,
pero el camino polvoriento se convirtió en un mar tumultuoso,
y yo en una barca a la deriva
que bailaba al son de las olas
que eran los hombres y las mujeres que habían pasado por mi vida.
Después llego la calma,
ya no era una barca de madera,
era una mancha gris de cenizas sobre el mar
que se iba diluyendo entre la espuma de las olas.
Ayer tuve un sueño
y me lo puse por sombrero,
fui camino, madera, fui banco,
fui barca y fui cenizas.

05 enero 2019

Distinto


Fuente: propia
Sigo con mis cuadros creados con el Paint, mi manera de dar rienda suelta a mi imaginación. En esta ocasión la idea era realizar una composición que reflejara la superestructura a la que estamos sometidos, que nos rodea sin apenas darnos cuenta y que tiende a igualarnos a través de la globalización, olvidando que somos seres únicos y distintos.
Hago hincapié en esto porque solo hay que echar un vistazo a nuestro alrededor para darnos cuenta de que esto es así. Nuestra sociedad penaliza al diferente, al distinto e intenta, con medidas coercitivas, pulirlo hasta convertirlo en uno de los «nuestros». De no ser así será arrinconado y expulsado de la comunidad. Solo tienes que mirar a tu alrededor y verás que esto es así. Observa y te encontrarás con lo que te digo.
Es tan potente esta estructura, que nosotros mismos realizamos el trabajo de ir transformándonos hasta llegar a convertirnos en el patrón que nos proyectan.
Para realizar la representación de esto que planteo, utilicé muchos rectángulos y varios círculos para hacer notar que la diferencia importa, utilizando diferentes colores rodeados por rectángulos. Es evidente que este cuadro puede tener otros tipos de interpretaciones que corren a cargo del observador. Yo solo me dejo llevar, me salen estas composiciones y las comparto. No pretendo más.

04 enero 2019

Hibiscus blanco

Hace una semana publiqué una foto de un hibiscus color malva de unos jardines de Budapest, en un viaje que hicimos a esa ciudad encantadora el pasado mes de septiembre.
Ya comenté en aquella entrada que había distintos tipos de hibiscus y algunos me llamaron mucho la atención, sobre todo el malva y este de color blanco, con una combinación espectacular (blanco, rojo, amarillo y verde) y también adornado con las gotas de lluvia que lo hacían más hermoso si cabe.
Aquella jornada estaba el día encapotado, de ahí las gotas de lluvia, pero eso no fue óbice para que hubiera la luz suficiente para sacar un primer plano de este hibiscus blanco. La luz es muy fundamental para la fotografía, pero lo es más cuando tienes que usar el macro de la cámara del teléfono móvil para sacar un primer plano, que es muy sensible a la falta de luz.
Lo cierto es que cuando utilizo el macro, muchas veces no logro sacar la foto que quiero y se debe, en la mayoría de los casos, a la falta de la luz adecuada, pero en esta ocasión la luz natural jugó a mi favor.
El resultado me gustó y salió una buena fotografía en la que se puede apreciar lo grandiosa que es la naturaleza y la suerte que tenemos de poder disfrutarla.

03 enero 2019

El buzón del pasado


Fotografía sacada con un teléfono móvil Acer Liquid Z630
Los paseos por los pueblos me dan la oportunidad de disfrutar del paisaje y de encontrarme con objetos como este buzón, que tuvo un protagonismo en otra época, pero que, hoy por hoy, ha pasado a ser un elemento testimonial de un tiempo que, supongo, ya no volverá.
El correo electrónico lo ha ido arrinconando a medida que las nuevas tecnologías han tomado el mundo de las letras y las cartas en papel son un testigo mudo del olvido.
Aún recuerdo cuando escribía cartas a los amigos, en verano o en Navidad, para comunicarles cómo lo estaba pasando y solicitarles que me escribieran para saber de ellos, esperando, con ansia, que la carta de respuesta se depositara en mi buzón para contestar y seguir con el juego epistolar. Ir al buzón con la llave para abrirlo era emocionante, tanto que el corazón te latía con más fuerza porque tenías ganas de encontrar la respuesta esperada.
Todavía conservo las cartas de aquellos veranos, cartas que formaron parte de mí en una etapa muy importante de mi vida y me ayudaron a crecer como persona.
En el presente, tu buzón personal te lo llevas a todas partes, pero ya no te llegan cartas de los amigos que veranean, ahora te llegan cartas de amor de mujeres u hombres del norte o del sur, de negocios que no puedes rechazar, de herencias de un pariente lejano que prometen hacerte multimillonario o enlaces maliciosos que solo pretenden vaciarte la cartera.
Sí, el correo electrónico es un avance innegable. No lo pongo en duda, pero el correo tradicional tenía su encanto, un encanto que no sé si se volverá a recuperar en este mundo tan trepidante.

02 enero 2019

Ahora que no estás


Fotografía sacada con un teléfono móvil Acer Liquid Z630
Ahora que no estás
me faltan razones
para entender un poco más la vida,
para continuar el camino
con la sencillez que tú me enseñaste,
intento encontrarlas bajo mis pies,
entre las manos de los otros,
en las palabras de aliento,
pero no las encuentro.
Ahora que no estás
te busco en las mañanas de café,
que ahora huele a tu ausencia,
y, sentado, espero oír tu voz,
pero solo me una entelequia de recuerdos,
los sabores inconfundibles del arte de tus comidas,
los olores cálidos de las habitaciones,
y la mano caliente de tu último viaje.
Ahora que no estás
ya no puedo llevarte mis nudos,
ponértelos sobre la mesa,
para que me ayudes a desatarlos,
y ahí se quedan junto a tus santitos,
esperando el milagro que nunca llega.
Ahora que no estás
pienso en ti y me quedo jugando con tus recuerdos,
intentando comprender por qué es así la vida,
y la vida eres tú, ni más ni menos.