13 mayo 2018

La verdad estaba en las palabras

Quería saber la verdad y después de la muerte de su madre abrió la carta. Su madre le dijo que la leyera después de la última campanada que daba por finalizado el luto. Así lo hizo y la leyó en la cocina, en silencio, mientras oía cómo salía el café y olía su aroma.
Al fin supo quién era su padre.
A final comprendió por qué, cuando iba a la plaza del pueblo, sentía unas ganas irrefrenables de cantar los bandos del alcalde, gritarlos a los cuatro vientos y que todos se enteran de las últimas noticias del pueblo; por qué se paraba escuchar el sonido estridente de la trompetilla y se quedaba embelesado por el eco que se perdía por las callejuelas y  por qué su madre nunca le explicó la razón por la que su padre mató al pregonero.

Nota del autor: versión libre de chiste: ¿Por qué papá mató al pregonero?
Fuente de la imagen: Pixabay