26 diciembre 2017

Belén de Arena de la Playa de Las Canteras. Visión nocturna.

Ayer asistí a un recital de poesía en la playa de Las Canteras en Las Palmas de Gran Canaria, quizás, la playa urbana más hermosa del mundo, por no decir del infinito y más allá porque es espectacular y no porque lo diga yo que vivo a viva a escasos seis minutos de ella, sino porque lo dicen todos y cada uno de los visitantes que tienen el gusto de recabar en estas islas.
Después del recital, los organizadores nos brindaron una visita guiada por el Belén de Arena de Las Canteras que han creado en la playa y que llevan 12 años montando con esculturas realizadas solo con arena. 
Decir que un compañero nuestro y paisano mio, un Steemtian, Etual Ojeda, @elportugal, fue el pionero que hace doce años atrás comenzó con la aventura de hacer las esculturas del primer Belén de Arena de la playa de Las Canteras y que  hace estas maravillas con la arena:
Después del merecido reconocimiento a Etual, seguimos con el belén de este año y es que el resultado es impresionante, tanto como convertir dos mil toneladas de arena en arte, un arte transitorio, pero arte con todas las letras, arte como la vida misma,  que vivirá en playa de Las Canteras hasta el 8 de enero de 2018.
Los artistas invitados este año han hecho un trabajo maravilloso, con esculturas que llegan hasta los cuatro metros de alto y siete de ancho, un arte efímero, pero inmenso y lleno de profesionalidad y que vale la pena ir a visitar.
Custodian el Belén de Arena las autoridades de arena, inmóviles e impasibles ante lo que está ocurriendo a su alrededor.
Las esculturas de arena nos hacen un recorrido por las principales etapas del nacimiento de Jesús. Una de las más impresionantes es el nacimiento, una obra escultórica casi perfecta, con detalles increíbles y que cuesta creer que se hayan realizado en arena.
 Otra obra escultórica a destacar es la anunciación, una obra que destaca y que dice mucho de los escultores que han participado en esta edición.
No se podía quedar atrás la visita de los Reyes Magos que, guiados por la estrella de la Navidad, llegan hasta el portal de Belén.
Y no podía faltar la representación del poder romano:
Lo importante de este Belén no solo es que es único en Europa, ni que las esculturas sean de lo mejor que se esculpe en arena, ni que lo vayan a visitar más de 200.000 personas (el año pasado lo visitaron 214.000), sino que los donativos que se recauden irán destinados a los comedores sociales de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Un detalle muy importante y que no debemos dejar pasar.

Fuente de la imagen: propia y @elportugal