29 octubre 2017

Cómo me convertí en una ballena de Steemit y sobreviví para contarlo

Nota del autor: cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Esta historia comenzó  hace algunos días,  cuando recibí un aviso en mi  smartphone,  notificándome que había recibido una transferencia en Steemit  de 5.000.000  de Steem Dollars.
Mi corazón se empezó a acelerar de una manera alarmante,  llegué a pensar que se me saldría por la boca, porque no entendía qué demonios estaba pasando  y pensé que  esa transferencia se debería a un grave error que tendría que solventar lo antes posible.
Sin pensarlo más,  encendí mi portátil, entré en mi cuenta,  rezando para que no se colgará  y pudiera comprobar sí,  de la noche a la mañana,  me había convertido en una ballena de Steemit. Una vez dentro de mi perfil,  seleccione la billetera  y comprobé que,   efectivamente,  ahí estaban los cinco millones  Steem Dollars que me había notificado la aplicación de mi smartphone.
Sin salirme de mi billetera, comprobé  el historial de transacciones de las últimas horas  y allí estaba la transferencia: «Receive 5.000.000 SBD from Hesse» Busqué al usuario Hesse  para  averiguar quién era. Comprobé que tenía  un 75 de reputación  y se había dado de alta  en Steemit en marzo de 2016. Después entré en su billetera  para ver el historial de sus transacciones y  comprobé que tenía todas sus cuentas a cero, y que su última transacción había sido esta: «Transfer 5.000.000 SBD to moises-moran». 
Volví a quedarme helado, porque esa era la confirmación, no entendía qué había pasado y seguía pensando que todo se debía a un gravísimo error o incluso a un acto de piratería informática que había dejado al Hesse  sin nada en su cuenta  y lo habían convertido en una insignificante carpa que se perdería, para siempre, en los océanos de Steemit.
Lo primero que hice,  sin pensarlo un instante,  fue realizar  la transferencia  de los 5.000.000 SBD a Hesse, porque entendía que eran de su propiedad.
Hice la  transacción del dinero  a su legítimo dueño,   pero  al cabo de  unos minutos, Hesse volvió a transferirme la misma cantidad de dinero,  añadiendo este enigmático mensaje:  «Las carpas  quieren ser ballenas y las ballenas también quieren ser carpas, atravesar  el océano  sin otro objetivo que disfrutar  de la vida en el mar. Disfruta de tu momento»
Le di vueltas durante unas horas a lo que había ocurrido,  sin llegar a comprender cuáles eran las razones por las que Hesse se había desprendido de todo su capital  financiero.  Me recordó al protagonista de una novela de Hermann Hesse, «El juego de los abalorios», en la que su protagonista,  se llega a convertir en la máxima figura de los maestros del juego,  y cuando lo consigue...
Después de haber asumido que me había convertido, sin quererlo, en una ballena,  comprendí el poder que tenía,  ya no solo cuando publiqué mi primera entrada siendo  una ballena,  sino cuando  votaba o comentaba  alguna entrada que me parecía interesante,   aquellos que tocaba con mi varita mágica,  sus entradas se convertían  en las más visitadas  y las que más ingresos obtenían. 
Estuve unos días disfrutando del poder y  del prestigio de ser una ballena,  publicando mis entradas  y repartiendo  mis  votos como mejor entendía,  hasta que una madrugada comprendí  que una ballena,  primero es  carpa,  después delfín  y, algún día,  si se nada mucho  y se recorren muchos océanos,  te puedes convertir en ballena. 
Así que esa misma madrugada,  entre mi billetera dispuesto a transferir  el capital que me había donado Hesse a proyectos solidarios en Steemit,  pero no encontré  muchos. Así que,  sin pensarlo mucho,  convertí los 5.000.000 SBD en dólares y los doné  a varias organizaciones que se dedicaban a la protección de la infancia,  de la mujer,  de los derechos humanos,  de la ecología,  de la cultura, de la educación y la  pobreza. 
A la siguiente mañana me levanté  siendo otra vez una simple carpa,  que sueña con convertirse en una ballena,  pero que sabe que, para ello, tiene que trabajar  diariamente  e intentar   crear contenidos de cierta calidad,  para hacer un poquito más grande a esta gran comunidad que es Steemit.
Después de un tiempo volví a recibir  una transferencia de Hesse, esta vez de dos SBD y con el siguiente mensaje: «Al final comprendiste y actuaste en consecuencia. No me equivoqué contigo. Espero que consigas llegar a tu meta. Ya sabes cuál es el camino».
 Fuente de la imagen:  Pixabay
También en:  

28 octubre 2017

El metro cuadro de su zona de confort


Se levantó como todos los días, temprano y sin prisas. Saludó a su perrita Molly y preparó la cafetera y la puso en la vitrocerámica. Se desvistió y se metió en la ducha. Se secó, se puso la toalla en la cintura y salió cuando la cafetera comenzó a silbar. Apagó la vitrocerámica, cerró la tapa de la cafetera, se fue a su habitación y se vistió con su mejor traje. 
Salió de su habitación con la maleta, fue al salón, cogió el pasaje de avión que había en la mesa y lo miró durante unos instantes. Sintió como el corazón le palpitaba como un caballo desbocado. Su perrita Molly estaba sentada junto a él, moviendo el rabo, esperando que la sacara al parque. Le tocó la cabeza y le dijo:
—Hoy no te podré sacar. Lo siento. A mediodía vendrá María y te dará un paseo. Yo tengo que viajar, Moly, tengo una reunión de trabajo a la que no puedo faltar.
Dejó el billete de avión en la mesa, fue a la cocina y se tomó el café. 
Se levantó   y dejó la taza del café en el fregadero,  abrió el grifo y le puso un poco de agua.  Salió de la cocina,  fue al salón,  se puso la chaqueta,  cogió el pasaje,  la maleta, abrió la puerta y salió al descansillo. Cerró la puerta y  le pasó todas las vueltas a la cerradura. Se dirigió hacia el ascensor,  tocó el botón para llamarlo y esperó.  
Observó, con curiosidad, cómo pasaban  todos los pisos por el contador digital del ascensor  y, sin saber muy bien porqué, pensó en su vida,  que al final y a la postre era como un ascensor,  que subía y bajaba,  sin tener otro objetivo que el que le habían marcado desde la infancia.
El timbre del ascensor lo sacó de su reflexión. La puerta corredera se abrió automáticamente  y él entró.  
Al poco se vio en la calle,  miró hacia un lado  y luego  hacia el otro.  Comprobó  la hora  en su reloj  y se dirigió hacia la parada de taxis que había al final del parque. 
Atravesó el parque despacio,  acompañado por el traqueteo de las ruedas de su pequeña maleta,  sin quitarse de la cabeza el ascensor y su conteo digital.
Al llegar a la parada,  comprobó que estaba vacía. No había ningún taxi. Volvió a mirar el reloj, pensó  que no llegaría a tiempo al aeropuerto  y, por primera vez en su vida,  le dio igual. 
Se quedó  allí esperando a que llegara un taxi que lo llevara al aeropuerto. Al  poco  llegó uno,  pero él dio media vuelta  y regresó sobre sus pasos.
Ahora ya no pensaba en el conteo digital del ascensor,  ni en su trabajo,  ni en la reunión que tenía en aquella ciudad que estaba a más de tres mil kilómetros,  ni en el despido,  ni en su indemnización,  ni siquiera qué iba a hacer con su vida a partir de ese momento, solo pensaba  en llevar a su perrita Molly al parque que estaba frente a su casa y el en metro cuadrado de su zona de confort.

También : 

25 octubre 2017

Cómo leer tus textos en voz alta con Adobe Acrobat Reader DC

Cuando te dedicas a escribir, uno de los aspectos más importantes es la corrección de los textos que escribes, porque siempre se te cuelan alguna que otra falta ortografía o te comes, sin querer, alguna que otra letra que, al leerlas en voz alta, puede que no las leas o que las leas aunque no estén en el texto.

Yo era de los que leía en voz alta para corregir mis novelas, pero siempre me dejaba atrás más de una falta ortografía o errata, hasta que descubrí que las últimas versiones del Adobe Acrobat Reader DC traía instalada una utilidad que te permitía leer los textos en voz alta.
Para mí este fue un descubrimiento extraordinario porque al leer el texto en voz alta una máquina, saltaban todas las erratas y faltas de ortografía que yo había dejado atrás, de manera que la iba capturando al tiempo que mi ordenador leía el texto en PDF.

Descargar el programa


Para usar esta utilidad lo primero que tienes que hacer es tener instalado la última versión del Adobe Acrobat Reader DC. Si no la tienes instalada, la puedes descargar AQUÍ que es la página oficial de Adobe.

Activar la voz para la lectura


Una vez que ya te la hayas instalado, abres el programa y vas a la barra de herramientas, seleccionas Edición y luego busca la opción Lectura y, en la parte de opciones de lectura en voz alta, compruebas que tienes instalado alguna de las voces en español. Por regla general si tienes instaladas las últimas versiones de Windows, te vendrá predeterminado una de esas voces y solo tendrás que seleccionarla y darle aceptar.



Si por el contrario quieres tener una voz distinta, la puedes descargar, como es en mi caso, yo utilizo la voz de Isabel, que te la puedes descargar AQUÍ

Activando la lectura en voz alta


Una vez seleccionada la voz que quieres utilizar, abres el texto que quieres que el adobe lea en voz alta, te vas a barra de herramientas y en Ver despliegas y seleccionas Leer en voz alta y luego Activar lectura en voz alta.


Una vez activada la opción leer en voz alta, vuelves a desplegar Ver y seleccionas la opción que más te convenga:



Leer solo esta página o Leer hasta final del documento, también puedes, desde aquí, pausar o detener la lectura, aunque yo te recomiendo que utilices la combinación de teclas que se muestran en las opciones y que las memorices para no estar desplegando las opciones cada vez que quieras detener la lectura.
Creo que esta herramienta es muy útil para realizar correcciones de texto y es muy fácil de usar y solo tienes que practicar un poco para que te des cuenta de que es una herramienta muy útil para la corrección de tus textos.

También en: 


09 octubre 2017

¿Qué he leído? El hombre que perseguía a su sombra de David Lagercrantz


OPINIÓN

Ayer terminé de leer El hombre que perseguía a su sombra de David Lagercrantz, la quinta entrega de la Serie Millennium que comenzó con mucho éxito Stieg Larsson y que continuó Lagercrantz. 
Esta nueva entrega me pareció interesante y, como la anterior entrega, muy escrita y trabajada, aunque eché en falta un poquito de más garra y misterio que creo que se va perdiendo a medida que avanza la publicación de la serie; creo que el escritor y los editores deberían de reflexionar sobre este asunto. Me gusta una Lisbeth Salander más cañera y menos convencional.

FICHA TÉCNICA


Formato: EPUB
Páginas: 608 págs.
Editorial:DESTINTO
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788423352807

SINOPSIS (Fuente: Planeta)


Lisbeth Salander está cumpliendo condena en la cárcel de Flodberga, en la que intenta a toda costa evitar cualquier tipo de conflicto con el resto de las presas. Pero en el momento en el que Lisbeth se convierte en la protectora de la joven de Bangladesh que ocupa la celda vecina, la peligrosa líder de las internas la coloca en su punto de mira.

Holger Palmgren visita a Lisbeth y le explica que ha recibido una serie de documentos que contienen información relativa a los abusos que sufrió ella en su infancia. Salander acude a Mikael Blomkvist y ambos emprenden una investigación que puede sacar a la luz uno de los experimentos más atroces auspiciado por el Gobierno sueco en los años ochenta. Los indicios los llevan hasta Leo Manheimer, socio en la financiera Alfred Ögren, con quien Lisbeth comparte mucho más de lo que creen.




02 octubre 2017

Beneficios del agua de mar desde mi experiencia personal


Comencé a interesarme por el agua de mar después de ver el capítulo Sorbos de mar del programa El escarabajo verde de Radio Televisión Española, en el que se explicaba los pros y los contras de beber el agua de mar y me lleve una impresión más que interesante y, desde ese año, el 2013, estoy bebiendo agua de mar de forma continuada.
Si quieres tener una información detallada sobre los beneficios de beber agua de mar puedes visitar esta web http://www.aquamaris.org. Ahí encontrarás toda la información detallada sobre sus beneficios que te pueden ayudar a decidirte a dar el paso.
Lo que yo quiero contarte es mi experiencia y si esta te puede servir de algo.

RECOGIDA DEL AGUA DE MAR

Yo vivo en en las Islas Canarias, en la isla de , Gran Canariay por suerte no me faltan zonas para recoger agua de mar. Yo me desplazo de mi ciudad,Las Palmas de Gran Canariahasta un barrio del sureste de la isla de Gran Canaria, concretamente a la playa del Burrero que pertenece al municipio de Ingenio, donde el agua es limpia y transparente.
Suelo llevarme dos garrafas, y, para llenarlas, me meto en el agua hasta que esta me llega hasta las axilas, y en ese punto las lleno.
Una vez llenas, las suelo dejar entre 30 y 40 días en un lugar dónde no le dé la luz directa y después de ese periodo, comienzo a beberla. Estos días de reposo del agua son para que si el agua tuviera cualquier tipo de impureza, el propio agua de mar se encargará de realizar la limpieza.
Es evidente que hay que procurar recoger el agua de mar en lugares donde estemos seguros de que no hay ningún tipo de vertidos, en el caso de esta playa, el Ayuntamiento, hace medidas de control sanitario por lo que estoy seguro de que no está contaminada, pero aún así siempre, por precaución, dejo pasar ese periodo de tiempo.

DOSIS DIARIAS

Los expertos recomiendan no más de un cuarto de litro de agua de mar, aunque yo me tomo un poquito menos, en concreto, 180 ml, divididos en tres tomas de 60 ml.
Después está la cuestión de si tomarla pura (hipertónica) o rebajada (isotónica). En mi caso yo me la tomo pura, porque no tengo ningún problema con el sabor porque que me gusta. Si en tu caso no aguantas muy bien el sabor del agua de mar, la puedes rebajar e incluso ponerle un chorrito de limón para que te sepa mejor. Es cuestión de gustos.

MIS OTROS USOS DEL AGUA DE MAR

Es evidente que los beneficios de beber agua de mar no son inmediatos, y son parecidos a los de tener una vida saludable, que ver a sus beneficios a lo largo del tiempo.
Sin embargo, el agua de mar tiene una serie de usos que sí tienen un efecto inmediato, que yo he comprobado personalmente, como por ejemplo en los casos de congestión nasal, por una gripe o un resfriado, puedes usar el agua de mar, en una jeringuilla de 5 centímetros cúbicos y hacerte enjuagues y verás que las fosas nasales quedarán completamente limpias y despejadas.
También tiene efecto expectorante, cuando tienes flemas en la garganta; el agua de mar tiene la cualidad de diluirlas y te ayudará a expulsarlas de forma adecuada.
Si tu problema es el estreñimiento, puedes usar el agua de mar como laxante, bebiendo unos 200 centímetros cúbicos de agua pura, sin diluir y en ayunas, repartidas en pequeñas dosis cada 10 o 15 minutos.
También me gusta tomarme un sorbito de agua de mar cuando vengo de hacer ejercicio porque me ayuda a reponer las sales minerales que he perdido durante la realización de la actividad física.
Otro beneficio destacado, es usar el agua de mar para condimentar las comidas sobre todo las ensaladas, yo lo hago como sustitutivo de la sal. Hay personas que también la utilizan para hacer potajes, pasta, arroz, caldos, etc. 

Todo es cuestión de comenzar.

También en :