23 junio 2017

Un dispositivo de tierra para los aficionados a la Vela Latina Canaria


Los botes de Vela Latina Canaria llevan compitiendo en la bahía de Las Palmas de Gran Canaria desde finales del siglo XIX, como así lo acreditan diversos documentos, celebrándose una regata oficial en 1876 con motivo de las fiestas de San Pedro Mártir organizada por el Ayuntamiento de las Palmas de Gran Canaria y de la que se tiene constancia escrita, pero estoy convencido de que anteriormente se habían celebrado regatas, porque los botes de Vela Latina Canaria se construyeron para regatear desde 1866, como acredita Daniel Rodríguez Zaragoza en su artículo Así empezó todo. 1.- Los botes de vela latina canaria de su blog Apuntes de la historia marítima de canaria.

Por tanto, los botes de Vela Latina Canaria llevan vinculados con esta ciudad desde hace más de un siglo y, hoy, nos enfrentamos a la cabezonería de las instituciones, concretamente del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, que no aprueba ni autoriza el dispositivo de tierra ya avalado por el Cabildo de Gran Canaria, un dispositivo respaldado por un proyecto de seguridad presentado por la Federación Canaria de Vela Latina de Botes.

Quizás el tripartito no comprende la importancia de este dispositivo para nuestro deporte, que es vital para la Vela Latina Canaria. ¿Se imaginan ustedes que se les prohibiera la entrada al Estadio de Gran Canaria a los aficionados a la Unión Deportiva Las Palmas o la entrada al Gran Canaria Arena a los aficionados del GranCa? No, ¿verdad?, porque el deporte necesita a sus aficionados, de las personas que disfrutan del espectáculo deportivo.

Los aficionados a la Vela Latina Canaria no tienen otra manera de ver este deporte que de por tierra y desde la Avenida Marítima; no hay otra manera y sin nuestros aficionados nuestro deporte terminará muriendo, porque sin ellos no somos nada.

Da gusto ver como este ayuntamiento se implica cuando se celebran otros eventos deportivos, necesarios para la ciudad, en la que cierran calles e incluso la Avenida Marítima y no pasa nada, el mundo sigue girando.

Habrá que recordarle al señor alcalde de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria que este deporte es patrimonio de esta ciudad, avalado por la declaración de Bien de Interés Cultural y que yo recuerde, no lo tiene otro deporte sino la Vela Latina Canaria.

El señor alcalde tiene la responsabilidad política y cultural hacer lo imposible por preservarlo, y una de las medidas más importantes es que los aficionados puedan disfrutar de nuestro deporte.

La Federación de Vela Latina Canaria ha hecho su trabajo, ahora solo esperamos que el señor alcalde haga el suyo, que ponga sobre la mesa los argumentos que haya que poner para que este dispositivo se ponga en marcha más pronto que tarde.

Nuestro deporte no puede esperar más.