14 septiembre 2016

Ya te vas

Ya te vas y te llevas todos los atardeceres,
te vas dejando la estela de tu mirada, los retazos de tus besos
y alas de tus caricias.

Yo me quedo aquí, sentando, cavando en la arena
una tumba para meterme dentro
y que luego me cubra el agua hasta ahogarme.

Ya te vas y yo que me quedo con las fotografías azules,
con las sonrisas italianas, con los besos del sur,
con el deseo olvidado y con el amor reprimido.

Ya te fuiste y yo vuelvo a la playa, a tocar el mar que te tocó,
a mirar la luna que miraste, a sentir la brisa que te abrazó
y a contar, mil veces mil, las sílabas de tu último adiós.