14 septiembre 2013

El anacoreta y la luna


Un anacoreta le preguntó a la luna por los caminos que le quedaban por recorrer en su vida. La luna le contestó que ella no sabía de los caminos de la vida de los humanos, que ella, de lo que entendía, era de crecer y menguar, de salir y ocultarse y que de eso se ocupaba y preocupaba. Sin embargo le dijo, por si le servía de algo, que oyó de un sabio, hace ya muchísimos años, que los caminos que recorres eran como los libros, de ellos siempre terminas aprendiendo algo.