22 abril 2013

Mi compromiso como escritor

Mi compromiso como escritor es contar historias. Ese es el único faro que me guía, porque los escritores somos eso, contadores de historias. Lo otro, las comas, los puntos y comas, la erratas, la maquetación, la presentación... son cosas colaterales. Si no tienes una historia, no tienes nada, por muy perfecta que esté escrita.

4 comentarios:

  1. Anónimo8:34 a. m.

    ...está claro, en tus libros siempre hay una historia que despierta el interés para seguir leyendo....

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:02 p. m.

    Decir eso es como afirmar que el trabajo de un arquitecto es solo proyectar edificios, sin importarle las vigas, los elementos sustentantes y los sustentados... No, el trabajo de un escritor no es solo parir historias; es también saber escribirlas.

    ResponderEliminar
  3. Crear historias no es como construir edificios, amigo anónimo. Sigo pensando lo mismo, mi compromiso como escritor es contar historias, doy por hecho eso de saber contarlas (escribirlas). A mí no me vale de nada una historia que esté bien escrita, si se ha dejado en el camino el contarme una buena historia. He leído muchos libros perfectamente escritos, con sus comas, sin ninguna falta de ortografía, sin erratas, bien maquetados, pero muertos por dentro. A eso me refiero. Siempre digo lo mismo, cuando escribes una historia, lo colateral se puede arreglar (comas, puntos, erratas, faltas de ortografía...) lo que jamás podrás arreglar es que una historia no guste al lector. Eso, amigo anónimo, no tiene arreglo.

    ResponderEliminar

Si quieres dejar un comentario, y no sabes como hacerlo, pica donde dice: "Anónimo", escribe tu comentario y luego pica sobre "Publicar comentario". Gracias.