24 marzo 2011

¿Qué estoy leyendo? Rescatando la memoria (2010)


Este libro lo estoy leyendo "a poquitos" como se debe de leer un libro de relatos. Por ahora, me he leído el de Yolanda Díaz Jiménez El patio de mi infancia y El secreto mejor guardado de Bruno Rodríguez Romero, por aquello de la cercanía. Los dos me han parecido unos relatos excelentes. 

22 marzo 2011

Me pesa la vida

Hoy es un día en que me pesa la vida y no sé muy bien por qué. Simplemente, me pesa y lo intento asumir con valentía, intentando utilizar la metodología del viejo Puncet: seguir adelante, sonreír, pensamiento positivo, alegría de vivir, buscar la felicidad... pero no puedo, me rindo y me dejo llevar por la corriente del desánimo y pienso, ya se me pasara, porque todas las corrientes terminan pasando. Pero me jode, me jode mucho. Me levanto y me doy cuenta de que tengo una bola de hierro pegada a los pies, invisible y muy pesada. La llevo conmigo a cada lugar que voy, arrastrándola por las calles y las plazas, buscando una cizalla con la que contar la cadena que me ata a ella, pero no la encuentro porque sé que en estos días no hay cizallas que valgan; habrá que resistir. Son esos días que prefieres el no estar, el no contestar, el no hablar, el no sonreír, el desaparecer de la faz de la tierra por unos días y revolcarte, un poquito, en el barro de la tristeza. Pero es complicado usar la milenaria técnica Ninja de esfumarte,(Puff, y desapareces) cuando te suena el despertador, porque quieres seguir durmiendo, porque te duele todo el cuerpo, porque te duele pensar, ¡joder! ¡Te duele la vida! Eso también es vivir me digo, sí por llamarlo de alguna manera y por darme ánimos para levantarme. Y sé que me gustaría estar en la playa, leyendo y dedicándome a la vida contemplativa... pero no, voy como un zombi al trabajo a esperar que pase la corriente, porque siempre acaba pasando.

18 marzo 2011

¿Qué he leído? El Perseguidor de Cortazar


Un libro muy interesante, una historia sobre todo bien contada. Cortázar es un maestro...no descubro nada. ¿Verdad?

Tus caminos


Todos los caminos que recorres, son tus caminos, unos los volverías a recorrer sin pensarlo y otros te quedarías en un banco a pensártelo, pero siguen siendo tus caminos. 

17 marzo 2011

La vida puede ser maravillosa

El Monaguillo estaba preparado para comenzar el interrogatorio, no había cambiado mucho desde que lo vi en el tribunal. Un olor a sardina podrida lo impregnaba todo. Lo miré a los ojos, sabía que tarde o temprano comenzaría la fiesta y la fiesta empezó pronto. Sentí el acero del puño americano, con el primer directo a la mandíbula, el segundo, al estómago, el tercero, a la cien derecha, el cuarto...
Me despertó el agua helada y ahí seguía el Monaguillo, con su traje blanco moteado con ribetes rojos de mi sangre. Con voz pausada me preguntó que dónde estaba el cargamento de paraguas, con mil kilos de coca pura en sus mangos. Yo lo sabía, le dije que fifty-fifty, lo suficiente para retirarme. Él se giró y se perdió en la oscuridad. Volvió inmaculado, con media sonrisa en los labios, sabía que la cosa había salido bien. La vida, a veces, es maravillosa.

14 marzo 2011

¿Qué estoy leyendo? El Perseguidor de Cortázar.


Siguiendo las indicaciones de un amigo, me hice con este libro para volver a disfrutar de la lectura con Cortázar.

¿Qué he leído? Bestiario de Julio Cortázar


Realmente tendría que decir ¿Qué he releído?, porque hace muchos años que me había perdido entre sus páginas, aunque no lo recordaba. Y como entonces disfruté con este libro, con algunos cuentos más que otros, con esa manera tan especial y diferente que tiene Cortázar de contar las cosas.

09 marzo 2011

¿Qué estoy leyendo? Bestiario de Julio Cortazar

¿Qué he leído? El cementerio de Praga


Un libro bastante extraño, en el que perdí la línea argumental en multitud de ocasiones. El autor dice que hay un explicación; sinceramente yo no se la encontré. En definitiva, un libro que no me gustó, me costó terminarlo y no podría recomendarlo. 

05 marzo 2011

Orbitas

Siempre la vio como un planeta; lejano, hermoso e inalcanzable. Quería aterrizar en ella para respirar su aire, pisar su tierra, beber su agua y comer sus frutos. Él orbitaba a su alrededor, como un satélite solitario, perdido e indiferente. Buscaba un gesto, una sonrisa, una mirada o que un cataclismo cósmico lo acercara, sin remedio, hacia ella. Pero las leyes de la astrofísica son caprichosas; una mañana dejó de verla, había desaparecido de su sistema cósmico. Con el paso del tiempo, supo de ella, estaba en otra galaxia, jugando con otros planetas.



01 marzo 2011

La perseguida

La perseguía, siempre la perseguía, siguiendo el perfume que dejaba en las esquinas y casi nunca lograba atraparla. Y cuando lo hacía, se zafaba con la dulzura de las ninfas nocturnas y todo volvía a empezar; la perseguía, siempre la perseguía...