05 febrero 2010

Negro sobre blanco


Fuente de la foto: http://www.ojodigital.com

Estoy ante ti, esperando la luz, esa que me ilumina cuando estoy perdido en la oscuridad y que me muestra el camino de la palabra. Tú me llevas de la mano, hacia universos ocultos, diferentes e incluso inexistentes. Haces, que en el desierto, cuando la sed me quema la garganta, el agua fluya cristalina, fresca y la vida vuelva a renacer dentro de mi ser.
A tu lado soy capaz de construir, crear y procrear, darle la mano al misterio de la vida y por un momento, me siento un dios, pero no un dios cualquiera, sino uno de los más grandes del universo. Porque tú me haces grande y poderoso.

6 comentarios:

  1. Es hermoso sentirse así, transmites una fuerza y una luz que contagian el alma!
    Besos,
    Chiqui.-

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:59 p. m.

    full, bacano tu escrito. me tramó.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Chiqui, por tu aliento.

    ResponderEliminar
  4. Rel, gracias por leerme.

    ResponderEliminar
  5. "de tu mano soy capàz de construír"
    Hermosa y certera frase.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Lila, construir desde la nada o desde el blanco de un papel.

    ResponderEliminar

Si quieres dejar un comentario, y no sabes como hacerlo, pica donde dice: "Anónimo", escribe tu comentario y luego pica sobre "Publicar comentario". Gracias.