26 enero 2007

Un poema para Mina

Ya estas aquí, te estaba esperando,
¿Por qué has tardado tanto tiempo?
He estado buscando tu boca,
Que es como ese mar azul,
Que me acaricia y me purifica.

¿Por qué tardaste tanto?
Te busqué entre los sonidos sordos de las caracolas,
Entre la estela de las caminantes que se cruzaban ante mi,
Entre los ojos y miradas desconocidas,
Pero no te encontré,
Entre los besos intensos de las amazonas
Que recorrían mi cuerpo buscando no se qué.
Pero tampoco te encontré.

¿Dónde estabas?
Llevo mucho tiempo aquí esperando
En este banco de soledad
Viendo pasar corazones vivos
Incluso alguno muerto,
Abrazando quimeras que me vendieron
Llorando por aquellas que se fueron sin decir nada
Pero ¿dónde estabas?

Ya estas aquí, mi alma se reconforta,
Con su mirada calida y tu sonrisa luminosa,
Ya tengo tus manos de estrella,
Ya tengo tu boca
Ya tengo tu cuerpo,
Ya tengo aquí,
Ya estas aquí querida mía
Cuanto has tardado.

w