26 octubre 2006

Los que no llegaron a ser

Te preguntarás qué quiero decir con eso de “los que no llegaron a ser”, pues es bien simple, bueno por lo menos para mi, que lo sé, claro está. Pues “los que no llegaron a ser” son aquellas personas que han pasado por nuestra vida en un momento determinado y que por alguna razón o por otra, pues han seguido su camino, pero que en ese momento, hubo cierta química, y como dicen los ingleses, cierto feeling.

Y esos que “no llegaron a ser”, estuvieron a punto de ser nuestros amig@, nuestros amores o nuestros amantes y que como aves migratorias, un día se posaron en nuestros corazones, nos escucharon, se rieron con nosotros, nos besaron, nos amaron, bebieron de nuestra alma, y otro día, sin más, se fueron.

¿Cuántos “no llegaron a ser” has tenido en tu vida? ¿Los has contado? ¿Sabes que ha sido de ellos? Yo tengo bastantes “que no llegaron a ser”, y lo recuerdo con cierta tristeza y también, porqué no decirlo, con cierta melancolía y nostalgia, ya que todas esas personas fueron parte de mi vida y de algún modo enriquecieron mi vida. Todos ellos han contribuido a construir lo que hoy soy, porque de muchos de ellos aprendí muchas cosas, y de alguno, cuando los recuerdo, no puedo evitar esbozar una tierna sonrisa y de otros, también, tengo malos recuerdos, pero esos, son los menos.

Siempre me he preguntado porqué “no llegaron a ser” y en algunos he logrado encontrar la respuesta, pero en otros, son toda un incógnita, que muy probablemente jamás podré despejar y resolver, porque sencillamente no es una triste operación matemática sino una ecuación personal donde se mezclas muchos factores personales, y claro, esos factores no son nada fáciles de resolver.

A todos los “que no llegaron a ser”, les dedico este blog, porque de alguna forma siguen estando en mi corazón.