17 agosto 2016

¿Qué he leído? El Elefante Desaparece de Haruki Murakami

OPINIÓN


Hace una semana terminé de leer «El Elefante Desaparece» de Haruki Murakami y sigo pensando igual que cuando terminé su otro libro de relatos «Hombres sin Mujeres»; Murakami es un escritor de distancias largas; en el relato se deja muchas cosas por el camino, aunque hay algunos relatos muy interesantes, pero otros que dejan mucho que desear.

FICHA TÉCNICA

Páginas: 352  págs.
Editorial: TUSQUETS EDITORES
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788490662410


SINOPSIS

Una maravillosa muestra del talento narrativo de Murakami que nos abre las puertas a otras realidades y nos lleva de la mano a mundos fantásticos.
Un hombre que se obsesiona con la insólita y misteriosa desaparición del elefante de un zoo, un abogado en paro que recibe el encargo de su mujer de encontrar a su gato, una pareja de recién casados que deciden atracar un MacDonald’s en plena noche, una curiosa digresión sobre los canguros, un enano diabólico que baila, un joven empeñado en burlarse de su futuro cuñado, un pirómano confeso... Los protagonistas de todos los relatos que componen este volumen esperan algo. Un accidente, un hecho azaroso. Al contrario que esta obra, donde nada, absolutamente nada, queda al azar. Alternando páginas inquietantes e hilarantes, El elefante desaparece es una prueba más de la capacidad de Murakami para cruzar la frontera entre lo cotidiano más realista y lo fantástico, transformando así la trivialidad de nuestras vidas.


29 julio 2016

¿Qué he leído? La otra vida de Ned Blackbird de Alexis Ravelo

OPINIÓN

Ayer terminé de leer La otra vida de Ned Blackbird de Alexis Ravelo, una novela corta, pero muy intensa y muy bien escrita, donde demuestra que puede adentrarse en otros campos de la literatura y hacerlo igual de bien que cuando escribe novela negra. Un placer de lectura y más que recomendable.

FICHA TÉCNICA

Páginas: 184 págs.
Editorial: Siruela
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 978-84-16465-86-6

SINOPSIS

En La otra vida de Ned Blackbird, Alexis Ravelo juega con los límites de la realidad, poniendo la intriga novelesca al servicio de un doble objetivo: la amenidad y la inquietud.

Un profesor de filosofía acepta un puesto en la Universidad de Los Álamos sin saber que de esta manera está abriendo una puerta al infierno. Tras alquilar un viejo apartamento, el profesor comienza a seguir el rastro de la anterior inquilina, escarbando en una historia de amores imposibles y tribulaciones creativas que pondrán a prueba su cordura. Además, a medida que va adentrándose en la intimidad de la maestra, se verá obligado a enfrentarse a una serie de hechos extraordinarios que le atañen personalmente y le obligan a cuestionarse su propia identidad.

En un homenaje a ritmos y atmósferas expresionistas, La otra vida de Ned Blackbird conjuga lo fantástico, lo metaliterario y lo intimista, en un juego de espejos que indaga en algunos de los temas clásicos de la literatura: la memoria, la creación artística, el amor, el erotismo o el poder de la palabra.


28 julio 2016

Duelo

Duelo
Ayer te fuiste siguiendo su recuerdo,
porque se te rompió el corazón en mil pedazos,
y no supiste dónde poner los trozos, se te cayeron de las manos
y rodaron calle abajo como los juguetes rotos
que nadie quiere.
No te esperabas que la barca negra llegara tan rápido,
porque todavía sentías sus manos, tenías sus sonrisas,
tenías su besos y sus caricias,
pero la barca llegó a tu playa
y te quedaste en la roca, bebiéndote las lágrimas,
comiéndote el dolor; sabías que jamás volvería.
Me lo dijiste con la mirada muerta,
intentando agarrarte a mi mano,
buscando un aliento para aferrarte a la vida,
para seguir respirando a trompicones,
mientras de tragabas la pena y su olvido,
pero no pudiste y te venció la angustia y la tristeza,
te amordazaron y te fueron ahogando
y dejaste llevar hasta donde nace el universo.
Ahora estoy solo, sin tí y sin él, y tengo que levantarme,
intentando no hundirme en mis lágrimas,
en la arenas movedizas de la desesperación,
dar un paso, levantar los pies del barro,
que los tengo hundidos hasta las rodillas,
un paso y después otro, un paso y después otro,
y no pensar en tí ni en él para seguir viviendo.

26 julio 2016

¿Qué he leído? Los viejos amigos de Rafael Chirbes



OPINIÓN

Ayer terminé de leer Los viejos amigos de Rafael Chirbes, un autor que abordo por segunda vez y termino con la misma sensación que cuando empecé «En la orilla» que no pude terminar de leerla porque me cansó su narrativa de ciénaga. Y con esta novela me pasó tres cuartos de lo mismo, la terminé no sé porqué y por momentos, tuve la intención de dejarla. La narrativa de este escritor es espesa y sus historias aburridas. 

FICHA TÉCNICA:

Páginas: 224 págs.
Editorial: ANAGRAMA
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788433973115

SINOPSIS

Un grupo de viejos camaradas son convocados a una cena. Un día estuvieron unidos por un luminoso, aunque confuso, proyecto común: la revolución. Ahora, tantos años después, hacen repaso de sus existencias. Las voces se suceden, matizan y contradicen unas a otras para tejer una tupida red de vidas cruzadas que se traban en un juego de contrapuntos revelador de las trampas de la memoria. Los viejos amigos propone una reflexión sobre la condición humana y las posibilidades del individuo de intervenir en el curso de la historia, a la vez que saca a relucir las contradicciones que surgen del enfrentamiento entre las miserias privadas y el vacío de ciertos discursos ideológicos.

Vete

Vete
Vete y déjame solo tus manos
para cogerlas en las noches de tristeza,
y sentir un poco menos tu ausencia,
vete y llévate todas mis lágrimas,
esas que derramé cuando me apuñalabas con tus mentiras,
vete y déjame la desesperación,
para arrancarme con ella tus besos, tus sonrisas,
tus caricias y tus «te quiero»,
vete y déjame tu estela invisible,
para intentar taparme con ella en las noches
que no pueda recordarte,
vete y entrégame todos los «te quiero»,
todos «los te amo» y todos los «no podré vivir sin ti»,
para enmarcarlos con tu olvido,
vete, porque ya no tengo miradas, ni besos,
ni caricias para ti,
solo me quedan los retazos de tus recuerdos,

esos con los que lloraré en el escalón del silencio.

22 julio 2016

Ya nada será lo mismo

Ya nada será lo mismo,
después de aquella mirada en estampida,
después de aquel roce furtivo,
después de aquel beso deseado,
sí, ya nada será lo mismo,
ni tus ropajes trasnochados,
ni tus tacones acompasados,
ni tus silencios tras el buche de tu última limonada,
ellos, no podrán salvarte,
no, nada será lo mismo,
porque se rompió la membrana de tu crisálida,
esa que te mantenía a un palmo de mi boca,
esa que impedía sentir el aliento de tu alma,
ahora, ahora, ahora, y después también ahora,
porque tu ayer no me interesa, el futuro es un puto invento,
ahora, sí, ahora ya nada será lo mismo,
tú lo sabes y yo sé, eso es lo suficiente,
lo único que importa.

Dedicada a una mirada perdida.