20 febrero 2015

¿Qué he leído? Deja en paz al diablo de John Verdon

Ayer terminé de leer Deja en paz al diablo de John Verdon una novela que me gustó en su conjunto, aunque por momentos se he hizo larga y quizás algún que otro capítulo sobraba.


FICHA TÉCNICA:
Nº de páginas: 412 págs.
Editorial: ROCA EDITORIAL


Resumen (Fuente: canarias.ebiblio.es)

Nada es nunca lo que parece. Y menos si David Gurney está involucrado. Han pasado seis meses. David Gurney apenas ha conseguido reincorporarse a una cierta normalidad después de haberse encontrado al borde de la muerte tras resolver el caso más peligroso al que se había enfrentado. Madeleine, su esposa, está preocupada; Gurney ha sido diagnosticado con síndrome de estrés post traumático y nada parece alegrarle. Días después el ex detective recibe una llamada. Connie Clark, la periodista que creó la leyenda de Súperpoli y lo catapultó a la fama quiere pedirle ayuda. Su hija Kim está realizando un documental sobre las familias de las víctimas de un asesino en serie al que nunca atraparon, el Buen Pastor, y Connie quisiera que Gurney supervisara sus investigaciones y la guiara. En parte por aburrimiento y en parte por hacerle un favor a Connie, Gurney acepta. 

Sin embargo, esto no será más que el principio. Incapaz de ponerle coto a su curiosidad y a su necesidad de resolver cada una de las incógnitas que se le presentan, David Gurney se verá arrastrado a una investigación para descubrir la verdadera identidad del asesino. Un asesino que es tan imprevisible como peligroso, un diablo al que convendría dejar en paz.

En la madrugada

Oí la canción de Jesús Garriga y dejé de escribir. Él le cantaba al padre y también al amigo, al que siempre estuvo ahí y al que siempre estará, vaya bien la cosa o vaya mal. Entonces recordé a mi padre, al que se fue casi sin ser visto, al del escalón del zaguán, al del pan calentito, al del Minerva, al de las fotografías de las latas de galletas, al del adiós del décimo piso del hospital, el del recuerdo nebuloso y al de las sonrisas. Entonces lloré por no haber tenido al padre y también al amigo.

Aquí pueden oír la canción:



w